domingo, 9 de febrero de 2014

Castellet

La ruta que a continuación paso a describiros se encuentra ubicada en las comarcas del Alt i Baix Penedès y, por su proximidad con respecto a mi lugar de residencia, es la ruta perfecta para dar un paseo esos días de invierno en los que, casi por sorpresa, sale el sol y se puede ir descapotado en las horas centrales del día. La mayor parte de la ruta discurre por el parque natural del Pantà de Foix y, si visitáis la zona por primera vez, es totalmente recomendable visitar el pueblo de Castellet y aprovechar la visita para desayunar/almorzar en el bar que se encuentra en la carretera, junto al Pantano. Pero vayamos por partes.
  
Población Distancia en km. Tiempo en min.
La Gornal
Clariana 3,1 5
Castellet 3,8 7
Vilanova i la Geltrú 14,7 24
Total 21,6 36
 
Foto de Fraggle Explorador extraída de www.minube.com.
El primer y segundo tramo, La Gornal - Clariana - Castellet, es de carretera amplia y curvas rápidas, ideal para disfrutar a ritmo alegre sin tener que preocuparnos demasiado del tráfico en sentido contrario. Estos dos tramos son realmente cortos, poco menos de 7 kilómetros, y contrasta fuertemente con el  siguiente, tanto por el tipo de carretera como por el tipo de paisaje. Y es que, paisajísticamente hablando, esta primera parte sería la más floja de la ruta, exceptuando la excepcional vista de Castellet, a lo lejos, ya al final de esta primera parte.
 
El tercer y último tramo, Castellet - Vilanova i la Geltrú, se inicia en el pueblo del que os hablaba al principio de la entrada, un bonito y pequeño pueblo frecuentado principalmente por motoristas.
 
Lo que puede dar de si una rueda de carro y un castillo... - 4

Además del encanto del propio pueblo, por su castillo, por la ubicación del mismo, por sus casas de piedra, ... destaca por las extraordinarias vistas al Pantano.

Lo que puede dar de si una rueda de carro y un castillo... - 5
 
Desde lo alto del castillo se puede ver la sinuosa carretera que nos llevará a Vilanova i la Geltrú. Es frecuente ver por esta zona nuevos modelos deportivos, algunos camuflados, conducidos por probadores que vienen del circuito de Idiada que se encuentra a tan solo 15 kilómetros de allí. Este tramo, especialmente la primera parte, es mucho más lento que los dos anteriores, con curvas más cerradas y una carretera bastante más estrecha y, en algunas partes, custodiada por piedras en ambos lados de la calzada, con el consiguiente peligro en caso de perder la trasera. La proximidad del pantano también provoca que el pavimento permanezca húmedo gran parte del invierno. Y para acabar de rematarlo, el tráfico, sin ser abundante, tampoco es lo escaso que suele ser en otras carreteras de este tipo. Aun así, os recomiendo su visita. Si venís de Barcelona, podéis hacerlo en sentido contrario, viniendo por la C-31, por las Costas el Garraf y volviendo a Barcelona por la N-340, pasando por el puerto del Ordal. Para los que lo tenéis más cerca, siempre es tentador hacer dos pasadas, en mi caso primero sentido Vilanova y después en sentido Vilafranca.
 

Ver mapa más grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario