jueves, 19 de junio de 2014

De Deportivo a Gran Turismo: ¿signo de madurez?

Aunque a mis 38 años recién cumplidos me sigo considerando una persona joven, reconozco que ciertas cosas han empezado a cambiar hace ya algún tiempo. No hablo de cambios físicos, que los hay, sino más bien a cambios metafísicos. Uno pasa a disfrutar de los mal llamados pequeños placeres de la vida: disfruta de un buen vino, del aroma de un buen café, de un desayuno en su bar favorito, de una puesta de sol, de un paseo romántico y hasta empiezas a ver el mundo de la automoción de una forma distinta. Empiezas a valorar los coches por algo más que las prestaciones puras, olvidándote de la dichosa cifra del 0 a 100. Te das cuenta que la deportividad no es una cualidad, sino una característica como bien dicen en km77, y que por sí sola no hace mejor o peor a un coche. Podemos decir que estos cambios de percepciones forman parte del proceso de maduración y suceden de forma tan progresiva que ni te percatas de ellos, como pasa con las arrugas del entrecejo o las “patas de gallo”, hasta que llega un día en que los cambios son tan evidentes que ya no puedes negarlos: te has hecho mayor. Te gustan los clásicos y te gustaría tener uno en tu garaje, eso si ya no lo tienes. Entiendes la compra racional de utilitarios para el uso diario e incluso podrías plantearte la compra de un Panda llegado el caso. Valoras la deportividad burguesa del Mercedes SLK y hasta te gustan algunas berlinas de Mercedes, y no sólo porque algo esté cambiando en la marca…

Todos estos cambios son los que te hacen disfrutar del mundo del motor de una forma distinta, más relajada. Ya no necesitas ir "a cuchillo" cada vez que coges el coche para poder disfrutar de la conducción. Tienes suficiente con disfrutar de una conducción más placentera, que no lenta, anticipándote a los imprevistos que surgen ante ti. Circular por tu carril de la derecha y pisar sólo el carril de la izquierda para realizar adelantamientos de libro. Coger las curvas de reviradas carreteras comarcales con una trazada limpia y fina. Disfrutar de una conducción tranquila cuando el tráfico es pesado. Y hasta practicar una conducción extremadamente suave, aunque ágil, cuando llevas pasajeros en las plazas traseras, haciendo que estos disfruten de un plácido viaje.

Y ante estos cambios, como comentaba anteriormente, tus gustos sobre automóviles también se ven alterados y, en el sector de los deportivos, el concepto de Gran Turismo (o deportivo aburrido que lo habrías llamado hace unos años) cobra protagonismo. No hablo de modelos elitistas como los que puede tener Maserati, sino de cupés o roadsters más terrenales. Y de esos, por suerte o por desgracia, Alfa Romeo ha fabricado unos cuantos en los últimos años… Por orden de aparición y, curiosamente, también por orden de deportividad (de mayor a menor):
 
  • Alfa Romeo GTV y Spider: Primer deportivo fabricado por Alfa Romeo tras la adquisición por parte del grupo Fiat. Alfa centró todos sus esfuerzos en hacer una reinterpretación moderna y convincente de lo que era un deportivo Alfa a partir de la plataforma tipo 2 del portfolio de Fiat. Desde mi punto de vista, este modelo es el que mejor conjuga el concepto de Deportivo y Gran Turismo. Como se ha dicho muchas veces, de ser propulsión, sería el coche perfecto.
  • Alfa Romeo GT: Basado en la plataforma del exitoso 156, Bertone diseña un atractivo cupé que destaca por encontrarse homologado para 5 pasajeros. En este modelo predomina el concepto de Gran Turismo por encima del de Deportivo, aunque el éxito en los campeonatos de turismos de la plataforma de la cual deriva se hace notar en una conducción al ataque.
  • Alfa Romeo Brera y Spider: A pesar del elevado y criticado peso de este modelo, Brera y Spider hacen gala de un comportamiento de primer orden, gracias a un bastidor que fue calificado por la prensa especializada como el mejor bastidor de tracción delantera jamás fabricado. Sus motores, también criticados por no ser 100% italianos, muestran un muy buen rendimiento y una finura que casa perfectamente con el concepto de Gran Turismo que Alfa quiso darle al modelo.

¿Si estás cerca de los 40 y te sientes identificado con parte de lo expuesto en esta entrada, a qué esperas para comprarte un Gran Turismo?

6 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo con que no hace falta ir de rally para disfrutar de la conducción, aunque para eso hay un tipo de vehículo mejor que un GT... un roadster!
    Y aunque yo no le hago ascos a un buen deportivo, especialmente si es un clásico, supongo que estás en lo cierto en que hay un tipo de coche para cada edad.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los roadster son sin lugar a dudas una de las mejores formas de disfrutar de la conducción, sin necesidad de muchos cv. Por desgracia, roadsters auténticos quedan más bien pocos (quizás sólo el MX-5). Para mi, los roadsters modernos son también más Gran Turismos que roadsters puros. El último BMW Z4 es buena muestra de ello (leí en algún sitio que estaba más enfocado al mercado americano) y su conducción parece ser que es más parecida a la de un SLK que a la de un Z4 de la generación anterior.

      Eliminar
  2. Pues si ir en Spider es signo de madurez me haces sentir un pequeño alivio ! Yo, que de vez en cuando disfruto un paseo a bordo de uno, confieso que me siento como la novia de Peter Pan, cada viaje es como volar al país de Nunca Jamás (envejecerás) ! El que piense en comprarse un Panda sí que se ha hecho mayor ó simplemente, como yo, necesita un coche Bueno, Barato y lo de bonito no lo puedo poner con B. :/ ....... A disfrutar los 40`s !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Primero de todo decirte que para los cuarenta aun quedan unos cuantos años (¿más de uno son unos cuantos, verdad?). En cuanto a lo de viajar en un spider, tiene su atractivo incluso aunque sea en los "modernos". Viajar en uno de los 70 si que es un viaje al pasado que debe hacerte rejuvenecer con cada escapada...

      Eliminar
  3. Jajaja, que grande, tengo tu misma edad y empiezo a pensar como tu la verdad. Y lo de comprarse un GT...es lo que estoy haciendo, mirar lo que hay en el mercado a ver que encuentro....
    Muy buen post, me siento muy reflejado en lo que dices, supongo que no será solo la edad, pero es un componente importante.

    Si hoy en día quieres un roadster "auténtico" como dices, o te vas al mercado de segunda mano, o poco queda por mirar. Desde que murió en Barchetta, solo queda el MX5, toda la razón.

    Un saludo Llorenç!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas Julio:

      Me temo que la edad tiene mucho que ver :-P

      En cuanto a la búsqueda de un GT espero que, como mínimo, te plantees la compra de un Alfa :-P

      Bueno, si te acabas comprando un Maserati lo entenderé... :-)

      Eliminar